Una solución a la sequía con impacto social